top of page
  • odeley

Cómo Manejar el Estrés de Viajar en Avión: Desde la Antigüedad de los Aeropuertos hasta el Espacio.


Viajar en avión puede ser una experiencia emocionante. La posibilidad de volar a través de los cielos, alcanzando destinos distantes en unas pocas horas, es un milagro de la tecnología moderna. Sin embargo, volar también puede ser una fuente de estrés para muchos. Ya sea debido a la antiguos aeropuertos, las largas colas para abordar, el reducido espacio a bordo o el mal servicio, el viaje aéreo puede ser agotador. Aquí analizaremos estos factores y sugeriremos algunas estrategias para manejar el estrés de viajar en avión.

La Antigüedad de los Aeropuertos

La infraestructura de los aeropuertos puede variar mucho de un lugar a otro. Algunos aeropuertos son modernos y están bien mantenidos, mientras que otros pueden parecer un poco anticuados. Esto puede ser una fuente de estrés, especialmente cuando se trata de encontrar el camino alrededor del aeropuerto o lidiar con instalaciones que pueden ser menos que ideales.

Recomendación: Investigue de antemano. Saber a qué se enfrenta puede ayudarlo a prepararse mentalmente. También puede ser útil llegar temprano para darle tiempo de sobra para orientarse.

Las Colas para Abordar

Las largas filas para abordar el avión pueden ser una fuente significativa de estrés. Este proceso puede parecer interminable, especialmente cuando se está ansioso por llegar a su destino.

Recomendación: Llevar consigo algo para distraerse puede ser de gran ayuda. Ya sea un libro, un juego en su teléfono o simplemente música para escuchar, tener algo para ocupar su mente puede hacer que el tiempo pase más rápido.

El Reducido Espacio a Bordo

El espacio a bordo de un avión puede ser bastante limitado, especialmente en vuelos largos. Esto puede ser incómodo y causar estrés, especialmente para aquellos que son claustrofóbicos o que simplemente disfrutan de su espacio personal.

Recomendación: Intente moverse cuando sea posible. Estirarse o caminar por el pasillo puede ayudar a aliviar la incomodidad. Además, llevar consigo artículos de confort, como una almohada de viaje o una manta, puede hacer que el viaje sea más cómodo.

El Mal Servicio a Bordo

Finalmente, el servicio a bordo puede ser una fuente de frustración. Ya sea debido a la calidad de la comida, la falta de opciones de entretenimiento o simplemente la actitud del personal, puede ser difícil sentirse cómodo durante el vuelo.

Recomendación: Trate de ser comprensivo. Recuerde que el personal de la aerolínea está haciendo su trabajo en condiciones a menudo difíciles. Si tiene un problema, trate de comunicarlo de manera respetuosa y comprensiva.

Viajar en avión puede ser una experiencia estresante, pero con un poco de preparación y paciencia, es posible minimizar el estrés y disfrutar del viaje. Recuerde, el viaje es solo una parte de su aventura, así que trate de manteneruna perspectiva positiva.

A continuación, ofrecemos algunos consejos adicionales para manejar el estrés de volar:

  1. Conozca qué esperar: Anticiparse a lo desconocido puede causar ansiedad durante el vuelo. Una de las cosas más sencillas que los viajeros pueden hacer para prepararse para su próximo vuelo es averiguar qué esperar cuando van de un punto a otro. Al identificar los detalles importantes del viaje, los pasajeros pueden encontrar cierto alivio al saber qué esperar y poder manejar mejor sus niveles de estrés durante el camino.

  2. Evite la cafeína y el alcohol antes del vuelo: Beber café o alcohol antes de embarcar puede aumentar los niveles de ansiedad y causar deshidratación. También podría provocar náuseas y dolores de cabeza. La cafeína estimula la función cognitiva, lo que hace que su cuerpo esté más atento y alerta al entorno, lo que puede aumentar la nerviosidad.

  3. Distráigase de los ruidos: La distracción es una forma comprobada que le evita pensar en su miedo y ansiedad. Identifique actividades que ocupen profundamente su mente y lo mantengan concentrado en la tarea. Puede intentar leer su libro favorito, ver una película divertida o resolver rompecabezas para desconectar. Planificar cómo pasará su tiempo en un vuelo puede ayudarlo a manejar cualquier ansiedad durante el vuelo.

  4. Hable con la tripulación del vuelo: Si le preocupa que las cosas se salgan de control durante el vuelo, intente pasar un minuto o dos con su piloto o auxiliar de vuelo. Dado que su ansiedad se debe al miedo a lo desconocido, conocer a la tripulación de su vuelo puede tranquilizarlo al saber que su seguridad está en manos experimentadas. Los auxiliares de vuelo están capacitados para crear un ambiente amigable y cálido, por lo que compartir su nerviosismo y pensamientos con los auxiliares de vuelo puede mantener su ansiedad bajo control.

  5. Elija un asiento en el pasillo: Si la principal causa de su ansiedad es la altura o estar confinado en un espacio pequeño, la selección de su asiento puede ayudar a evitar esos desencadenantes. Seleccionar un asiento cómodo está en gran parte bajo su control, por lo que puede solicitar un asiento en el pasillo. De esta manera, tendrá más espacio abierto para moverse y podrá evitar las ventanas.

  6. Aprenda técnicas de respiración: Regular su ritmo de respiración es otra excelente manera de combatir la ansiedad en el vuelo. Durante los vuelos, su frecuencia cardíaca aumenta y la mente se desilusiona. La respiración táctica le ayuda a combatir estos síntomas y le mantiene centrado. Mantenga una postura relajada e intente tomar una respiración profunda, manténgala durante unos segundos y luego exhale. Esto ralentizará su frecuencia cardíaca y promoverá una sensación de calma Cómo manejar el estrés de volar: estrategias efectivas para una experiencia de viaje tranquila

Volar puede ser una experiencia estresante para muchos, desde la incertidumbre de los aeropuertos hasta el malestar de estar a miles de metros sobre el suelo. Hasta el 40% de la población general experimenta ansiedad relacionada con los vuelos, a menudo manifestándose en irritabilidad, náusea, desorientación y piel enrojecida​1​. Aquí te proporcionamos una serie de estrategias para ayudarte a manejar el estrés del viaje en avión, teniendo en cuenta el tiempo de espera en los aeropuertos, las colas para abordar y las condiciones a bordo del avión.

Preparación antes del vuelo

Anticiparte a lo que viene puede ayudarte a aliviar la ansiedad previa al vuelo. Investiga las respuestas a preguntas relacionadas con el vuelo, como cómo llegarás al aeropuerto, el proceso de registro, el tiempo de vuelo y cualquier turbulencia esperada. Trae contigo un kit de comodidad que incluya agua, toallitas húmedas, snacks, chicle, gotas para los ojos, tapones para los oídos y entretenimiento como un libro o una película​1​.

Evita la cafeína y el alcohol antes de volar, ya que pueden aumentar los niveles de ansiedad y causar deshidratación​1​.

En el aeropuerto

Los aeropuertos, como el de Leeds Bradford en el Reino Unido, recomiendan llegar con 2-3 horas de anticipación para tener tiempo suficiente para el registro y el control de seguridad​2​. Si tienes tiempo extra, considera aprovechar las comodidades del aeropuerto para relajarte antes del vuelo. Esto puede incluir acceso a salas de espera o a servicios de comida y bebida​2​.

A bordo del avión

Distrae tu mente de la ansiedad con actividades que te mantengan enfocado, como leer un libro, ver una película o resolver acertijos. También puedes escuchar música relajante para bloquear los ruidos del avión​1​.

Hablar con la tripulación de vuelo puede ayudarte a sentirte más seguro y aliviar tu ansiedad​1​. Si el hecho de estar en un espacio pequeño o la altura te causa estrés, puedes solicitar un asiento en el pasillo para tener un poco más de espacio y evitar las ventanas​1​.

Aprender y practicar técnicas de respiración también puede ser útil para manejar la ansiedad durante el vuelo​1​. Además, trata de centrarte en pensamientos positivos y recuerda que la ansiedad no equivale a peligro real​1​.

A tener en cuenta

Este artículo no aborda específicamente el mal servicio a bordo, ya que eso puede variar ampliamente entre las diferentes aerolíneas y no es algo que el pasajero pueda controlar directamente. Sin embargo, anticiparse a las posibles deficiencias y planificar en consecuencia (por ejemplo, llevando tus propios snacks o entretenimiento) puede ayudar a reducir el estrés que podría causar un servicio deficiente.

Espero que estos consejos te ayuden a tener un vuelo más tranquilo y libre de estrés. ¡Buen viaje!

Dr. Pablo Odeley Puente Fumero MD

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page