top of page
  • odeley

La Epidemia Silenciosa Parte II


En España, la dependencia a medicamentos recetados como ansiolíticos, barbitúricos y opioides se ha convertido en un problema de salud pública cada vez más preocupante. Según datos del Ministerio de Sanidad, el consumo de estos medicamentos ha aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a un aumento de la dependencia y a un mayor riesgo de efectos secundarios y complicaciones.


La dependencia a estos medicamentos se produce cuando el paciente comienza a necesitar cada vez mayores dosis para obtener el mismo efecto, lo que puede llevar a una adicción. Los síntomas de abstinencia pueden ser graves y afectar la calidad de vida del paciente. Además, la dependencia a estos medicamentos también puede aumentar el riesgo de sufrir sobredosis y otros efectos secundarios graves.


En algunos casos, los pacientes pueden intentar obtener estos medicamentos recetados por su médico incluso cuando no son necesarios o cuando ya han desarrollado una dependencia. Cuando los médicos se niegan a recetar estas sustancias, algunos pacientes pueden responder con agresividad y violencia.


Para abordar este problema, es importante que los médicos tomen medidas preventivas, como la educación a los pacientes sobre los riesgos de la dependencia y el uso adecuado de los medicamentos recetados. También es importante que se realice un seguimiento cuidadoso de los pacientes que están tomando estos medicamentos, para evitar la dependencia y controlar los efectos secundarios.


Además, también es importante contar con un sistema de atención médica que permita el acceso a terapias alternativas para el tratamiento del dolor crónico y otras afecciones que pueden llevar a la prescripción de medicamentos adictivos. De esta forma, se puede reducir la necesidad de medicamentos potencialmente adictivos y minimizar el riesgo de dependencia.


En algunos casos los pacientes pueden solicitar la misma medicación en más de una ocasión a distintos profesionales. Convirtiéndose esto en un problema serio y un riesgo para la salud de los pacientes.


Para controlar el acceso a medicamentos recetados más de una vez, existen varias medidas que pueden implementarse en mi opinión.

A continuación, se describen algunas de estas medidas:

  1. Registro de prescripciones: Se puede implementar un registro centralizado de prescripciones que permita a los médicos y farmacéuticos verificar si un paciente ha recibido el mismo medicamento en un período de tiempo determinado. De esta forma, se pueden detectar patrones de uso inapropiado o abuso de medicamentos y tomar medidas para prevenir la dependencia.

  2. Prescripción electrónica: La prescripción electrónica puede ser una forma efectiva de controlar el acceso a medicamentos recetados. Este sistema permite al médico emitir la receta directamente en una plataforma electrónica, lo que reduce el riesgo de errores y fraude. Además, el sistema puede estar diseñado para detectar patrones de uso inapropiado y alertar al médico.

  3. Control de existencias: Los farmacéuticos pueden llevar un registro de las existencias de medicamentos recetados y limitar la cantidad que se dispensa a cada paciente. De esta forma, se puede prevenir la acumulación de medicamentos y reducir el riesgo de abuso.

  4. Educación y asesoramiento a pacientes: Es importante educar a los pacientes sobre el uso adecuado de los medicamentos recetados y los riesgos de la dependencia. Los médicos y farmacéuticos pueden proporcionar información clara y detallada sobre el tratamiento y las posibles complicaciones, así como brindar recomendaciones para reducir el riesgo de dependencia.

  5. Control de los medicamentos en el hogar: Es importante que los pacientes tengan un control adecuado de los medicamentos recetados en su hogar. Los pacientes pueden mantener un registro detallado de las dosis y los horarios de toma, y desechar los medicamentos que ya no son necesarios de manera segura.


Los registros de prescripciones, la prescripción electrónica, el control de existencias, la educación y el asesoramiento a pacientes, y el control de los medicamentos en el hogar son algunas de las medidas que pueden ser efectivas para prevenir la dependencia y el abuso de medicamentos.


En conclusión, la dependencia a medicamentos recetados es un problema cada vez más preocupante en España. Los médicos deben tomar medidas preventivas y educativas para reducir el riesgo de dependencia y controlar los efectos secundarios. También es importante contar con un sistema de atención médica que permita el acceso a terapias alternativas y minimice la necesidad de medicamentos potencialmente adictivos.


Por Dr Pablo Odeley Puente Fumero

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page